¿Es bueno que un niño tenga mascota?

La convivencia de un niño con una mascota puede aportar elementos muy positivos para el desarrollo psicológico y la personalidad del pequeño. La relación ayuda a desarrollar el sentido de la responsabilidad y comprender las necesidades de los demás.

Al relacionarse con otro ser vivo comienza a asimilar las reglas de la comunicación no verbal y desarrollar su capacidad de intuición.

Algo fundamental es que los niños crecen con más humildad, empatía y res-peto hacia los demás.

Beneficios de crecer con una mascota

• Responsabilidad: El niño va a adquirir valores de aprendizaje muy positivos, va a tener en cuenta que no es sólo es jugar sino cuidarlo, alimentarlo y limpiarlo. Todo eso va a depender de su función, por lo tanto le ayudará a ser más responsable con los seres vivos y sus tareas diarias.

• Desarrollo emocional: Varios estudios realizados han comprobado que al acariciar a un animal el cuerpo segrega endorfinas que reducen el estrés y la ansiedad. Son una fuente de compañía y afecto, además de un gran apoyo para hacer frente al aislamiento y la soledad.

• Expresión de emociones: Cuidar a la mascota brinda la oportunidad de expresar cariño y afecto a través de los cuidados, los niños van a saber que existen otras maneras de transmitir cariño además de las palabras.

• Confianza en sí mismos: Los niños se van a sentir seguros sabiendo que sus padres les tienen la confianza suficiente como para dejarles la mascota a su cargo. También les ayuda a tener mayor control de sus impulsos y mejorar sus relaciones sociales con otros niños. Además de aumentar la autoestima, se va a sentir amado tal cual es.

• Sensación de seguridad: Se van a sentir acompañados van a ser muy cariñosos, las mascotas no dan órdenes, no se enfadan y perdonan rápido, algo que con el mundo de los adultos no sucede. La presencia en casa de mascotas ayuda a que los niños sientan gran seguridad y apego.

• Reduce la agresividad: Los animales pueden ayudar a niños hiperactivos o demasiado agresivos a que se sientan más tranquilos, jugar con los animales es un mundo de aprendizaje nuevo les puede estimular la imaginación y la curiosidad.

En definitiva, se van a divertir mucho, van a estar alegres de tener una mascota en casa y les ayudará a desarrollarse como personas.

¡Es una gran idea para los padres y los pequeños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *