SuperChivos arrancan con el pie derecho

El equipo Súper Chivo arrancó el torneo de Clausura con una victoria en casa.

Xelajú MC se impuso por lo mínimo a Malacateco, en un partido en el que Marco Pablo Pappa falló un tiro penal.

Xelajú conoce las irregularidades de su terreno de juego y también conoce que las bajas temperaturas y el sereno humedecen la grama, haciéndola más rápida, por lo que planificó bombardear el marco de Manuel Sosa con remates de media distancia, procurando que rebotaran antes de llegar a la posición del guardameta, para hacerle más difícil la misión de evitar los tantos quetzaltecos.

De esa manera, Marco Pablo Pappa y Cristian Albizures tomaron el estandarte y buscaron una y otra vez perforar el marco fronterizo, siendo el segundo de ellos quien tuvo la fortuna de abrir el marcador al minuto 19, rematando desde 25 metros y alojando el balón junto al palo derecho de la meta visitante.

La fórmula había funcionado y los altenses insistieron con la misma, aunque no con la misma intensidad y eso le permitió a Malacateco adelantar sus líneas y buscar, vía Edward Santeliz, el más inquieto de sus hombres de ofensiva, pasar al frente para conectar con Padilla y Cunningham para buscar nivelar, pero no alcanzaron su objetivo y debieron conformarse con el 1-0 al cierre de la primera mitad.

El segundo tiempo no pudo comenzar mejor para los Súper Chivos, ya que el internacional Walter López se dejó impresionar con un piscina de Víctor Alexis Matta y sancionó penal al minuto 53, pero el remate de Marco Pablo Pappa fue rechazado por Manuel Sosa y el contrarremate del exlegionario quedó en las manos del guardameta fronterizo, con lo que se fue la oportunidad de liquidar el partido.

El error del colegiado que no fue aprovechado por Pappa le dio vida a Malacateco, que pasó al frente y fue a buscar el empate, pero no tuvo profundidad y tampoco fue muy insistente en sus remates de media distancia, a pesar de la inseguridad mostrada por el guardameta Álvaro García.

De hecho, la oportunidad más clara para la nivelación fue al minuto 84, cuando el portero local rechazó un centro hacia el frente y Juan José Valenzuela remató sin marca, pero hacia afuera. Esto fue apenas un minuto después de que Cunningham le quitó pintura al travesaño en un cabezazo que había superado a García, lo que puso de manifiesto los méritos que hizo el cuadro visitante para nivelar, pero no lo pudo hacer.

En términos generales el partido fue de trámite parejo, con un mejor primer tiempo para Xelajú y una etapa de complemento en la que los toros equilibraron, pero el gol de Cristian Albizures fue el que terminó decidiendo el resultado que le dio sus primeros tres puntos del Clausura 2019 al equipo quetzalteco.

Fuente Guatefutbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *