Vecinos de Xela exigen al alcalde retiro de ventas informarles en el parque central

Marco Tulio Celada Quiñónez, quien fungió como presidente del Comité de Mejoramiento del Parque Central de Quetzaltenango en el 2005, presentó este viernes un memorial en la secretaría de la comuna para exigirle al alcalde Luis Grijalva y su Concejo que tomen acciones contra la instalación constante de vendedores informales en el recinto, pese a que existe una prohibición.

El documento hace referencia a que el 28 de marzo del 2005 el entonces alcalde, Jorge Barrientos, y su Concejo, acordaron en el acta 72-2005 la prohibición para instalar, temporal o permanente, de ventas formales e informales, de cualquier tipo, en el perímetro interno del parque.

Celada Quiñónez explicó que la remodelación del parque costó más de Q1 millón.

“Las autoridades municipales están omitiendo cumplir lo que dice el acuerdo vigente y yo le he hecho una advertencia al Concejo, en base al acuerdo que aprobó años atrás, que no se puede vender dentro del recinto porque ahora se miran carretas, casetas, ventas de ropa que impiden además la libre locomoción”, explicó.

Explicó que no ha visto ninguna acción edil contra los usurpadores por lo que señaló que si continúan con el incumplimiento del acuerdo presentará una denuncia ante el Ministerio Publico.

“El alcalde tiene la obligación de cumplir las ordenanzas municipales y ordenar el desalojo de las ventas y la Policía Municipal debe acatar las decisiones del Concejo de seguir las cosas como están. Yo voy a presentar una denuncia porque habría un delito de abuso de autoridad, porque no se hace nada al respecto”, manifestó.

Varios vecinos han mostrado su malestar contra la administración de Grijalva, ya que durante su campaña política ofreció no permitir más ventas informales en varios puntos de calles y avenidas de Xela. Sin embargo, a criterio de Jorge García, presidente de la Cámara de Comercio filial Quetzaltenango, las ventas han crecido, son competencia desleal y nadie por parte de las autoridades las frena.

Rocael Mazariegos, empresario quetzalteco, dijo que las ventas informales en cualquier punto de la ciudad solo demuestran una urbe desordenada y sin autoridades.

“Ojalá y el alcalde y el Concejo hagan ver la autoridad que son, porque si no toman las acciones considero que hay que denunciarlos debido a que en lugar de cumplir las órdenes nada están haciendo”, manifestó.

Fuente Prensa Libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *